Para prepararse para el invierno, sobre todo en Alemania, hay que pensar en el saco de invierno para la sillita o capazo.

Los sacos para el carro – Fußsack

Cómo elegir el saco de invierno para el carrito

En alemán vendría a ser algo así como “saco de los pies”. Menudo nombre para el saco del cochecito, vaya gracia si tapase sólo los pies. 😛

En Alemania el saco para el carro es un artículo bastante importante. Porque en invierno hace un frío que pela. 

Elegir un buen saco de invierno no es tarea fácil, porque hay miles, y los precios son muy dispares.

¿Vale la pena un saco caro o sirve uno más económico? ¿Será suficiente abrigado? ¿Cuánto le durará? ¿Encajará en mi silla o en el capazo del cochecito?

Voy a intentar resolver todas estas dudas.




Alternativas a usar un Saco de invierno para el carrito

Enterizo – Traje de Nieve / Schneeanzug

Otra opción es llevar al niño en modo cebolla y con schneeanzug, o con schneehose y schneejacke. En este caso, se podría usar un saco intermedio junto con la ropa de nieve si acaso. No se puede poner un saco de invierno y además la ropa de nieve, porque los achicharrarías.

Con esto el niño pierde bastante movilidad. Y si le da por hacerse caca cuando estás fuera, o peor aún cuando lo acabas de vestir. Además que es así, el momento idóneo es cuando estas a punto de salir de casa, y has terminado de ponerle todo…

Y cuando entres a un sitio cerrado, se cuecen un poco el niño, y tendrás que quitarle o abrirle un poco la ropa.

Muy importante, no es buena idea usar el enterizo de nieve en la sillita de seguridad del coche. Es peligroso.

Para niños más grandes que ya caminan y van poco en la sillita de paseo si es buena opción. Si van a querer andar por ahí, o incluso jugar en el parque, vas a tener que tener un enterizo sí o sí. Y más si en tu zona suele nevar, seguro que querrá jugar en la nieve.

Otra buena opción para que vayan calentitos, sin perder movilidad son los monos de lana. Aunque estos no son para jugar en agua o nieve.

Para un bebé chiquitín que no se va a mover del carro, mejor un buen saco para el capazo.

Mantas

Incluso se puede tirar de mantas… Yo con el mayor como ya era grande no me animé a comprarlo. También porque me dijeron que para niños de 3 años ya no había. (Ahora sí sé que sí sirven). Así que usé un edredón pequeño de cuna cuando más frío hacía. (Cómo cuna no usamos no los utilizaba).

Vamos, que puedes apañar. Pero no os quiero contar la de veces que la manta o edredón acabó en el suelo y derecha a la lavadora. Ahora pienso que debería haber comprado un saco en ese momento.

Elegir el saco de invierno para el capazo, carrito o sillita de paseo

Hay tantísimas opciones que uno no sabe bien por dónde empezar. Y como en muchos casos, a cada persona le acoplará una solución diferente. Hay sacos específicos para algunas marcas de carro, pero claro, eso sólo te sirve si hay de tu marca, y si tienes claro que no vas a cambiar de sillita. Sino, lo suyo es coger uno genérico, que casi seguro servirá con cualquier carro o sillita de paseo.

Como primera opción, para un producto así, yo creo que lo mejor es ir a un Flohkmarkt. Y preferiblemente, con el carro para probar. Es lo que yo pienso hacer si me decido a comprar. Pero no a todo el mundo le gusta o les pillan a mano.

Pues bueno, igualmente, hay algunas cosas a tener en cuenta:

1 –  Impermeabilidad

Es muy importante que sea impermeable, tanto para la (abundante) lluvia, como para la nieve. Normalmente suelen serlo, pero revísalo por si acaso. La verdad es que uno que yo tenía y otros que he visto de España creo que no lo son.

2 –  Sujeción

Es importante que quede bien fijado al carro.
Para ello, aparte de que al pasar los arneses suele quedar bastante sujeto, algunos llevan una superficie antideslizante detrás, y unas cintas para engancharlo.
Ahí habrá que ver también, si hay viabilidad según el carro concreto, ya que algunos no tienen facilidad para sujetar el carro.

Para esos casos, se pueden buscar formas alternativas de enganche:

  • Puede fijarse con cintas, pasándolas por los huecos de los arneses si el carro los tiene.
  • Pegando o cosiendo velcro.
  • Cosiendo cintas en el carro.
  • Añadiendo si el saco no tiene, superficie antideslizante. Puede hacerse con silicona caliente o pintura en relieve (Ver en Amazon). Es un método que se suele recomendar para hacer calcetines antideslizantes caseros. Esto sólo si ya es un saco antiguo diría yo.

Aquí podéis ver las cintas de mi saco de entretiempo. En mi caso, esta sillita de paseo no tiene dónde engancharlas. Pero de momento no tengo problemas de que el saco se deslice. Igualmente, la superficie es de felpa y supongo que ayuda a que no resbale tanto. Los de invierno térmicos, suelen ser de tela lisa por fuera, lo que facilita que deslice. Veremos con el de invierno.

Cintas para sujetar el carro a la sillita de paseo

3 –  Calidez

Está claro que para un saco de invierno, hay que tener en cuenta que sea cálido. Esto también dependerá de la zona en que vivamos, hasta qué punto llega el frío del invierno. No es lo mismo zonas que rara vez se baja de 0º a otras en que gran parte del invierno están bajo cero.

En zonas más cálidas, con un saco más ligero podría servir. Por ejemplo en gran parte de España y en alguna zona privilegiada de Alemania, que tengan inviernos suaves con mínimas de unos 10 grados. ¿La hay?  

Porque aquí a estos saquitos intermedios, que podríamos decir de “entretiempo”, los llaman de Primavera-Verano, o de todo el año. Bueno, yo lo uso en Agosto.

[Amazon text=(Puedes ver este modelo en Amazon)&asin=B00BKWKTXK].

En esta foto ves el saco, que además sirve para proteger la silla:

Está claro que en las regiones más frías de Alemania, hace falta un saco muy abrigado. En estos casos, sería recomendable buscar uno térmico o de lana de oveja que es un gran aislante.

4 – Abertura para los pies

De cara a que el saco sea crecedero, y no te toque cambiar de saco de nuevo, es algo a mirar. La mayoría de sacos pensados para durar, tienen la parte de los pies con abertura. De esta forma, cuando el niño es más grande, podrá sacar los pies. También es útil para cuando ya caminan, y van con las botas, que queden por fuera y no manchar tanto de barro. Aunque algunos sacos también prevén esto, y tienen la parte inferior protegida.

Algunos modelos de Sacos Térmicos de Invierno

Los térmicos suelen ser muy suaves y agradables al tacto. Calientan como el que más, y los hay a precios muy asequibles.  Os dejo algunos modelos que cumplen con las características que hablábamos antes.

Te recomiendo echar un vistazo en segunda mano, en los Flohkmarkt si estas en Alemania.

En caso de que no encuentres de segunda mano, yo cogería uno de estos dos siguientes:

Kaiser Iglu
Saco de invierno Térmico Altabebé

byboom Softshell Saco de invierno térmico
Es un ejemplo de un modelo económico, es una marca muy conocida en Alemania y con buenas valoraciones.
Es la misma marca que el saco térmico que tuve yo para el capazo y sillita del coche. Con lo cual me da bastante confianza. Tiene pinta de estar hecho con los mismos materiales, y era realmente agradable y cálido.Este es de la misma marca que nuestro saco de entretiempo para el carro que yo estoy usando. Me parecen de buena calidad y un diseño bonito. Este será más cálido.

(Ojo, que el precio a veces cambia según el color del modelo).

Saco de invierno para el carrito con Lana de Oveja 

Los sacos de invierno de lana de oveja o Lammfell  tienen muchos partidarios que opinan que son la mejor opción, en especial para los climas más fríos.

La lana aísla muy bien la temperatura, manteniendo el calor, y es bastante habitual ver estos sacos. Pero tienden a ser algo más caros que los térmicos.

Kaiser Sheepy Kaiser Iglu Kaiser Iglu

Con muy buenas valoraciones, es de la misma marca Kaiser que el primero de los térmicos, aunque este al ser de lana auténtica es algo más caro.
Otro modelo de saco para el carro de lana de oveja con muy buenas valoraciones.O otra opción, es comprar directamente una piel de oveja para ponerla en el carro. Es una opción que puede ser más económica.
Revisa bien las medidas.



Saco para capazo o grupo 0 del coche

Cuando es muy pequeñín el bebé, si te pilla en invierno para los primeros meses de recién nacido, se tercia comprar un saco de invierno más pequeño. El motivo es que uno grande igual quedaría enorme o no cabría para un grupo cero normal o capazo. Pero casi seguro solo te servirá sólo el primer invierno. Bueno, igual que el capazo en sí.

Si el bebé nace en primavera o así, como para invierno ya tendrá más de 6 meses, podrás pasar directamente a un saco para carrito.

Lo bueno en caso de tener un bebé de invierno y tener que comprar un saquito, es que se puede buscar algo que te sirva tanto para el capazo, grupo 0 (Maxicosi/Babyschale) y para la silla de paseo al principio hasta que crezca un poco. Normalmente los universales siempre sirven. Porque si tienes coche, en pleno invierno, para un trayecto corto, mejor meter al niño abrigadito en el saquito y no poner calefacción o no mucha.

Mi saco térmico para el capazo y silla de seguridad

Yo por ejemplo pedí de regalo cuando nació mi hija pequeña un saco térmico para silla o capazo (Ver en Amazon), y quedé muy contenta.

  • Era coqueto y suavecito (por dentro es como de felpita, de forro polar).
  • Un saco muy adaptable ya que lo he usado en la silla del coche que es una Kiss2, en el capazo del carro y en la sillita de paseo.
  • Y obviamente muy calentito. Ya podíamos estar bajo 0 que la niña iba calentita como un pollito.
  • El tiempo de uso es corto, eso sí. Yo lo usé el primer invierno, diría que con más 6 meses un bebé ya no cabe.



Probando de antemano el saco en la sillita

Y aquí veis a Muñequita, probando el saquito en la sillita del coche (Una Kiss2, aquí te cuento porqué elegí esta sillita a contramarcha) antes de nacer la niña. Es que había que verificar que todo estuviese correcto, para la vuelta a casa… No es que me guste jugar con muñecas ni nada :P.

Pero siempre es buena idea antes de tener al bebé, probar cómo se pone todo. La silla del coche en su sitio. Ver cómo se ajusta el saco, etc.

Muñequita con el saco de invierno en la sillita del coche - Kiss2

Bueno, esperemos que nos dé un poco de tregua el frío. Y que no tengamos que usar demasiado pronto los sacos.

¿Y tú, cómo abrigas a los niños?

Aquí tienes más consejos para prepararte para el invierno alemán.