Seguro que no soy la única que estaba preocupada de las hemorroides en el embarazo... :S Y además, en mi caso tenía incluso agravantes.

Llevaba tiempo con ganas de contar mi experiencia, y hablar de los problemas de fisuras y hemorroides en el embarazo y post-parto, y formas de prevenirlos. Ojalá os puedan resultar útiles y evitaros estos problemas.

fisuras o hemorroides en el embarazo y postparto - como prevenirlas y tratarlas

Mi situación en el embarazo

En mi caso, yo ya de por sí venía con un problema adicional. Hacía un par de años antes de quedarme embarazada empecé a padecer de coccigodinia (dolor del coxis). Que durante el embarazo, empeoró bastante además.

Lo que hacía que la perspectiva añadida de unas hemorroides se me hiciera de lo más desagradable.

Al final de la entrada te cuento cómo me fue.

¿Por qué aparecen hemorroides en el embarazo?

Habitualmente, debido al peso adicional, y en especial si pasas mucho tiempo sentada, corres el riesgo de sufrir de hemorroides.

Además al hacerse más lento el proceso digestivo durante el embarazo, el estreñimiento es otro de los motivos que pueden provocar hemorroides o fisuras.

También el proceso del parto en sí puede provocar hemorroides o fisuras. O pueden aparecer después en el post-parto. Sobre todo ya que el sistema digestivo aún tarda en estabilizarse de nuevo.

¿Cómo evitar las hemorroides en el embarazo?

Igualmente, sí que hay acciones que podemos tomar. Evita las hemorroides con acciones como: Revisar tu alimentación, no abusar del sedentarismo, y ojo con los esfuerzos.

Alimentación para evitar las hemorroides

Aunque son las pautas generales, en el embarazo tienes que tenerlas más en cuenta que nunca: Mucha fruta, fibra y mucha agua.

Sí no estás acostumbrada, a veces cuesta un poco más, pero vale la pena. Tomar calabacín o berenjena al menos una vez por semana, legumbres al menos dos o tres veces por semana, también coliflor., Manzanas asadas.

Las ideas de alimentos para tomar en el embarazo y lactancia también te serán útiles contra el estreñimiento y te ayudarán a prevenir las hemorroides.

Fíjate y evita lo que no te siente bien. Por ejemplo, a mí los plátanos me sientan muy mal. No puedo tomarme ni un poco (que a veces me ha tocado, comerme lo que les sobraba a los niños). El arroz por ejemplo, a mí con moderación (máximo una vez o dos por semana) no me da problemas.

Evita el sedentarismo en el embarazo

En lo posible ¡Muévete! Estar sentada es de lo peor para las hemorroides. Ya sólo a causa del sedentarismo, incluso sin estar embarazada, puedes sufrir de hemorroides y estreñimiento. Que a su vez te pueden llevar a tener fisuras.

Así que salvo indicación médica de reposo, intenta mantenerte activa. Hay muchos motivos para ello.

No hagas esfuerzos

Y con esto me refiero, a cuando vas al baño. No pases mucho tiempo allí sentada, y evita tener que hacer mucho esfuerzo.

Si estás estreñida, lo mejor es que trates de tratar el estreñimiento para evitarte problemas de hemorroides o fisuras.

¿Cómo tratar las hemorroides o fisuras?

Consulta con tu médico

La primera opción sería siempre hablar con un médico. O en caso de haberse producido las hemorroides en el embarazo o post-parto, puedes consultar con tu matrona.

A mí para los puntos del post-parto me recetaron unos polvos para baños de asiento maravillosos que también son útiles en caso de fisuras.

Remedios naturales

Y con precaución, viendo qué te funciona mejor, también puedes probar con alguno de estos 9 remedios naturales contra las hemorroides.

Mi experiencia con fisuras y hemorroides en el embarazo

Bueno, como te contaba, yo ya de base tenía una coccigodinia previa al embarazo.

Además, trabajaba a jornada completa, además de asistir a clases en la universidad. Con lo que pasaba muchísimo tiempo sentada.

Con un cojín de hemorroides todo el embarazo

Debido a la coccigodinia, y que me dolía horrores estando sentada, me compré un cojín de rosquilla para hemorroides. Realmente no era el más indicado para la coccigodinia (hay otros más específicos) pero fue lo que encontré en aquel momento. Yo creo que esto hizo que no tuviese problemas mayores. Pero realmente no era demasiado cómodo, tener que ir con el cojín a todos lados.

Estreñimiento, hemorroides y fisuras

Yo jamás había estado estreñida, hasta mi primer embarazo.

Pude sobrellevarlo gracias a los consejos que os comentaba antes. Hice algo de ejercicio, natación en mi primer embarazo y Yoga prenatal en el segundo.

El tema de la alimentación... Con el segundo embarazo ya iba prevenida y me cuidé más. En el primer embarazo, aún no estaba tan informada. Y me podía la ansiedad y acababa comiendo muchos más hidratos y dulces.

Y debido a esto, aunque no tuve hemorroides o muy leves, hacia el final del embarazo se me produjo una fisura. Y esto es bastante doloroso, y además tiende a convertirse en crónico.

Por suerte con el tiempo conseguí cambiar totalmente mis hábitos de alimentación, y luego lo he tenido mucho más controlado. Durante el segundo embarazo, incluso tras el parto que fue vaginal, no he tenido mayores problemas.

¿Has sufrido de hemorroides o fisuras? Yo es algo que no le deseo a nadie.

¿Cuándo nacerá el bebé?

Si quieres saber cuándo nacerá tu bebé, y más información sobre la fecha prevista del parto, puedes verlo aquí:

Calculadora de Embarazo