Pues el otro día estuvimos en la granja para niños – Jungendfarm – de Bremen. Allí había un tren con volante incluido… Y mi hijo no quería hacer otra cosa que estar ahí.

Un Tren de Cartón en casa

Llevamos una racha que los trenes le apasionan. Así que luego en casa me vino la inspiración. Cogí algunas cosas, y reconvertí unas cuantas cajas en un momentito en un tren de cartón.

Le añadí un par de extras…

Unos papeles como de seda de un relleno de cajas, a modo de humo de la chimenea del tren.

Un tupper “plegable” que se rompió como volante (Que gira y todo). Realmente los trenes no suelen tener volante. Pero explícale eso al niño. xD

Unos cordeles y unos rollos de cartón de papel higiénico sirven de cuerdas del silbato del tren.

Y ahora tenemos un tren en el cuarto :). Un tren de cartón, pero un tren al fin y al cabo.

Exterior del Tren de cartón
Interior del Tren de cartón

La cara que puso al verlo es de las que le alegran a uno la vida :). Y es que con cuatro tonterías se puede hacer lo que uno quiera.

Así dice mi familia, que normal que el niño no quiera salir de casa. Le gusta más quedarse que salir…

Un saludo a todos!

 

Más ideas para reciclar cajas de cartón:

Con el montón de cajas de cartón de la mudanza he hecho un montón de cosas.

Te dejo algunas de las cosas que he hecho reutilizando cajas de cartón.