Con todo el barullo creativo inicial cuando nos mudamos a Alemania, y una vez que fui organizando mi rincón para las manualidades me di cuenta de que me vendrían bien más “botes portalápices”. Para guardar lápices, pinceles, tijeras y otros utensilios de manualidades. Y como con otras cosas, pensé ¿Para qué comprarlos? ¡Con tanto cartón! Así que me puse a hacer portalápices reciclando cartón de las cajas que tenía de mudanza y muebles.

Cómo hacer un Portalápices de cartón

Yo ya tenía echado el ojo para hacer los portalápices a unos de los cartones de los que había guardado. Eran unos cartones que venían predoblados, en dónde venían los tornillos y piezas pequeñas de los muebles. Me parecían ideales.

Sumado a una base de cartón grueso, uniéndolo con silicona caliente. Luego unas capas de papel maché para endurecer y cubrir el borde del cartón…

Me hice varios portalápices de cartón bien chulos.

Portalápices de cartón reciclando cajas

 

Decorando los Portalápices de cartón caseros

Pero ahora quedaban algo sosos así… Pintarlos enteros implicaría comprar pintura adecuada. Forrarlos como había hecho con otros organizadores no me apetecía ni tampoco me convencían los papeles de envolver que tenía para esto. Y si al final acabo teniendo que comprar algo a posta pues poco ahorro ¿no?

Y se me ocurrió que podía dejar que el peque los pintase 🙂 Además le había comprado pintura para usar con las manos… y me los imaginaba llenos de manitas de colores. Los imaginaba tan chulos…

Así que lo preparé todo, para pintar con el peque. Saqué las pinturas, puse unos plásticos para proteger la mesa, y… me dice que tururú 😩.  Que ni quiere mancharse las manos ni quiere pintar en mis botes portalápices, que le diera un papel y un pincel 😅. Mi gozo en un pozo.

Pero bueno, hay que saber buscar soluciones…

Así que lo forré con el dibujo que hizo en el papel y listo 🙂

Portalápices de cartón reciclando cajas

Ajustando la hoja para que cubriese lo posible, y luego además con una capa de forro para libros para protegerlo, ¡Estupendo! ¡Mucho más chulo así! Y todo con cosas que tenía por casa.

Las pinturas de dedos le gustaron mucho. Y también una vieja caja de acuarelas que tenía de cuando yo era pequeña. Le estamos dando bueno uso, y hemos estado pintando bastante rato estos días. ¡Algunos días hasta 3 o 4 hojas! Así que Ahora tengo que elegir con qué obra de arte forrar los otros portalápices 😆 Aunque me da algo de pena usar algunas.

¡Un saludo a todos!

 

Otras ideas para re-aprovechar cajas de cartón:

El exceso de cajas de cartón tras la mudanza desató mi creatividad… Y luego no he podido parar.

Te dejo algunas de las cosas que he hecho reutilizando cajas de cartón.