En alguna ocasión me paré a pensar... ¿Habrá algún plato en especial que mis hijos recuerden de mí cuando sean mayores? Y más ahora que no cocino tanto... ¿Qué recetas de mi madre recuerdo yo?

Ahora que ella ya no está, he empezado a valorar mucho más algunos recuerdos de mi infancia. E incluso platos. Y me he dado cuenta de que no hace falta ser una gran cocinera para que nuestros hijos tengan nostalgia de la comida de casa.

Qué recetas recuerdo de mi madre y mi abuela

Recuerdo las sopas de arroz y huevo, con trocitos de jamón que hacía mi abuela a menudo. Y también mi madre la hacía alguna vez.

También los huevos pasados por agua. Los comía mucho cuando era muy chiquitita, y luego yo creo que no los comí más a partir de cierto momento. No sé porqué sería.

Ahora de mayor se me antojaron. Y ahora se los preparo a mi hija.

No necesitas ser la mejor cocinera para crear recuerdos.

Así que dejé de calentarme tanto la cabeza... No hace falta que sea nada complicado. Hasta las recetas más sencillas pueden generar recuerdos.

Las recetas de mi madre

Voy a dejar aquí escritas las recetas de mi madre, por si alguien se anima. Aunque son bien sencillas, pero también así las dejo anotadas para mí misma.

Hamburguesas y albóndigas

Esto era algo que nunca faltaba en el congelador de casa: Hamburguesas y albóndigas rebozadas caseras.

Ingredientes

  • Medio Kg de carne picada mezcla.
  • 1 o 2 Huevos
  • 1 chorro de leche
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta.
  • Opcional: Perejil y ajo.

Preparación

Se mezcla todo en una masa en un bol excepto el pan rallado. Se añade luego el pan rallado hasta que la mezcla admita y empiece a estar consistente.

Se deja en el bol, se chafa bien con un tenedor, y se cubre con pan rallado. Se deja reposar en la nevera unas horas.

Después se saca, y se forman las hamburguesas y albóndigas.

Una vez hechas se pueden cocinar al momento, o se pueden congelar. Están pensadas para hacerlas fritas, pero en sartén con poco aceite también se pueden hacer, o las albóndigas en el horno.

Huevo pasado por agua

Me costó un poco averigüar como se hacían los huevos pasados por agua. Por sencillo que pueda parecer.

El punto es que mucha gente lo toma directamente del huevo. Pero no, a mí me lo sacaban y lo ponían en una taza. Y yo mojaba pan bimbo en ella.

La preparación tiene que ser de 5 minutos exactos. Y luego, para sacarlo, se abre por un lado y se saca con una cuchara.

Sopa de arroz con jamón y huevo duro

Ingredientes:

  • Caldo. Puede ser de cocido, de pollo o jamón.
  • Arroz (media taza por persona)
  • Huevos (1 por persona o por cada 2)
  • Jamón serrano al gusto

Cómo preparar la sopa de arroz

Bien sencillo. Se cuece el arroz directamente en el caldo, con una proporción de bastante más del doble de caldo que de arroz. Diría igual 3 partes de caldo por 1 de arroz. (Sino se evaporaría todo, ya sabes).

Se cuecen los huevos aparte, o puedes lavarlos bien y cocerlos a la vez.

Si el caldo está sabroso, y con el jamón, puede que no sea necesario añadir sal adicional.

El jamón yo lo añado al final. Aunque también queda rico si lo pasas un poquito a la sartén para que quede crujiente.

Sopa de arroz con huevo y jamón - Recetas de mi madre

También te pueden gustar...

Te dejo otras recetas que tengo por el blog.

Crear recuerdos

Al final, cuando nos vayamos, lo que seguro que quedará son los recuerdos. ¿Estás creando también recuerdos?

Mañana sería su cumpleaños. Felicidades mamá, me sigo acordando mucho de tí.

¿No sabes qué regalar estas navidades?

Echa un vistazo a mi guía de regalos organizados por precios, donde te doy opciones de productos recomendados con los que seguro acertarás. 🙂

Ideas de regalo desde 10 €