Los niños y las pantallas. O cómo caí en un “yo no haré eso”.


Niños y pantallas - Teléfonos, TV y Tablets - Como caí en algo que dije que no haríaNo es lo más ideal que los niños usen pantallas muy pequeños. Pero vivimos rodeados de ellas, y más tarde o más temprano, acaban cayendo. No es fácil mantener a los niños y las pantallas alejados. Yo era una de esas cosas que antes de ser madre decía que no haría… Pero hice.
El otro día os contaba que el año pasado de hecho decidimos ya comprarle una tablet Fire Kids. Hoy voy a contaros cómo acabamos cayendo, y el porqué más profundo de esta decisión.

Los niños y las pantallas

Yo era de esas personas. Veía a los padres poner la TV o los teléfonos a los niños pequeños y me parecía fatal. O incluso comprarles su propia tablet bien pequeños. Y pensaba “yo no voy a hacer eso”. Pues bueno, siempre te acabas comiendo tus palabras en alguna que otra cosa, con esto de la maternidad.

Como solemos decir mucho en mi casa:

Nunca digas de este agua no beberé, o este cura no es mi padre.

Pues de primeras, a mi hijo la televisión no le interesaba demasiado. Cuando eran programas “de mayores”. Pero ay, es que a mi me gustan los dibujos animados. Yo ya veía a veces Pocoyó antes de tener al niño, y mi canal favorito era el Disney Channel… Pues qué le vamos a hacer, aunque no veíamos mucho la televisión, alguna vez coincidía, y eso si le pareció interesante.

Como con un año ya nos pedía Pocoyó. Y de cuando en cuando le poníamos algún capítulo. Todo muy light y controlado.

 

La tablet para mamá

En un momento dado después de nacer al niño, me decidí a comprarme una tablet para mí. Mi teléfono en aquella época era bastante limitado, y con el niño por medio a veces no era cómodo ponerme al PC. Y las cosas que hacía en esa época – Ver redes sociales y foros – bien las podía hacer con una tablet. Tampoco descartaba la idea de que “cuando el niño fuera más mayor” la usara alguna vez. Yo pensaba que cuando ya se me quedase corta – pasados muchos años – igual entonces se la podría dejar, y yo comprarme otra.

¡Qué equivocada estaba! No sé bien cómo, pero en poco tiempo acabó pareciendo más suya que mía. En parte por influencia de las primas y primos mayores que ya tenían sus tablets. Aunque claro, cuando hasta la abuela juega al Candy Crush 😂…

 

Es dificil alejar a los niños y las pantallas cuando hasta la abuela juega al Candy Crush en la tablet

Y bueno, lo que dicen que estos niños que han nacido “con una tablet en la mano”, es cierto, hay que ver cómo se apañan tan chiquititos.

Con unos dos años ya se hacía perfectas algunas recetas del Cooking Mama.

Eso sí, por lo general era sólo algún ratito suelto, y jugábamos con él.

 

Jugar o ver las cosas con ellos

Una cosa que siempre me insistió mi madre sobre la televisión, es que no es tan malo que los niños vean televisión, lo malo es que la vean solos. Lo importante es que estemos con ellos. Pues yo creo que esto aplica a todo esto hoy día. No es lo mismo que los niños estén siempre viendo televisión, vídeos o jugando con su tablet solos.

Tenemos que estar con ellos o pendientes. Ver lo que ven, o a lo que juegan, y explicárselo. Aparte que de esta forma, pasa a ser una actividad conjunta y no tanto algo con lo que estar aislado. Aparte, de que en nuestro caso, nos gustan también los juegos 😆.

Si se hace del tiempo de juego con la tablet un momento compartido y siempre controlando lo que los niños hacen con su tablet

 

Trabajando desde casa con niños

Cuando nos vinimos a Alemania, empecé a trabajar desde casa y a veces no es fácil con niños pequeños de por medio. Mi hijo tenía entonces unos 2 años. Al principio, intentaba trabajar cuando dormía. Aquella opción pasados los 2 años y medio se empezó a complicar. Se despertaba más temprano y la siesta la hacía durante el curso intensivo de alemán. Y cuando dejé de ir al curso, dejó de hacer siesta.

Ya inicialmente, a veces necesitaba tirar de vídeos o de la tablet (mientras la tuve) para las reuniones online. Eso era algo que tenía que ser en horario de oficina, no cuadraba con siestas, y necesitaba realmente que el niño se mantuviese entretenido. Cuando dejó de hacer siestas, estuve apañando como pude trabajando de madrugadas un tiempo, pero en alguna ocasión también necesité tirar de pantallas para poder trabajar algo más.

 

Fin de mi tablet

Lo que pasa es que, en un momento dado, mi tablet se cayó y se rompió. Fue trasladándola, no jugando con ella. Esto nos pasó a los pocos meses de venirnos a Alemania. Y ahí quedó la cosa, pensé que en principio no compraría otra hasta que fuese más mayor y la pidiese explícitamente. Igual cuando ya supiese leer y escribir, como me sugirió mi hermana.

Así que fuimos apañando con vídeos de Youtube y DVDs de la Biblioteca, que veía en la televisión.

 

El sentimiento de Culpa

Está claro que con todo el machaque que hay hoy día, la culpa nos invade con todo. Especialmente como madres. Y para mi los niños y las pantallas son uno de esos temas. Cuando ha estado jugando o viendo vídeos mucho rato, luego me siento fatal. Está claro que en parte es por comodidad nuestra de los padres, pero en ocasiones, necesitas una opción fácil. A veces necesitas hacer algo o simplemente, necesitas tu tiempo. Y quieras que no, los niños también lo disfrutan – mucho – , y bien enfocado puede ser una actividad más.

Por ejemplo, durante el embarazo, tuve que tirar algo más de pantallas. No me encontraba nada bien, con muchas náuseas y vómitos. – Tanto que acabé estando ingresada incluso unos días. – Apenas podía hacer nada, vivía con la cabeza pegada a un cubo. Me sentía mal por ello, pero no tenía mucha opción que ponerle vídeos al niño. En un momento dado sí que pedí ayuda a una conocida, que vino unos días y llevaba al niño un rato al parque. Pero está claro que el niño vio bastante más televisión ese tiempo.

Soy la primera que a veces le pasa, y trabajo continuamente en ello. Nunca deberíamos juzgar lo que hacen o dejan de hacer otros padres, porque nunca vamos a conocer su historia y situación completas.

 

Porqué me decidí a comprar una nueva tablet

Según avanzaba el embarazo, empecé a pensar en la pequeña. Si cuando llegase el bebé yo necesitaba “tiempo” para atenderle, necesitaría a veces ponerle la televisión a mi hijo. Y obviamente, no quería caer en poner a un bebé tan chiquitito delante de la tele. Con la televisión, sería complicado aislar al bebé.

Así que pensé que una tablet sería mejor opción, y le compramos la Fire Kids de la que os hablaba en esta otra entrada. No me apasionaba en exceso la idea, pero creo que fue acertada, y más con lo contenta que quedé con la Fire Kids.

Y así por lo menos he podido mantener a la niña sin pantallas directas muchos meses. Hasta que ha aprendido a gatear y  hace poco también a subir a los sofás. Y se pone encima (literalmente) de su hermano. 😅 Ahí poco más puedo hacer ya. Obvio intenta echar mano a la tablet también. Pero bueno, ha sido casi un año en el que ha tenido relativamente poca exposición a las pantallas. Y aún ahora todavía tenemos cierto control.

 

Mi hijo jugando con su tablet Fire Kids

 

¿Y vosotros? ¿Habéis caído también o habéis conseguido mantenerlos al margen de pantallas?

Sobre el autor

Foto Taisa Autor
Taisa

Madre de dos hijos, bloguera, informática, diseñadora freelance y expatriada en Alemania.
Soy de esas personas que siempre tienen que estar ocupadas.
Aquí en mi Blog Las Aventuras de Taisa, encontrarás información sobre todo lo que me interesa y espero pueda interesarte también: Maternidad, Manualidades y Vida en Alemania.


¿Te parece interesante la información del Blog?

Dedica unos minutos y vótame para los premios Madresfera en la categoría Embarazo y Crianza. 😃

Vota a tus Blogs madresféricos de 2017

¡Gracias!

Sobre los Enlaces de Afiliado

En este Blog encontrarás banners publicitarios y enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon, Tutete o Escuela Bitácoras.

La compra a través de estos enlaces ayuda al mantenimiento del Blog, y no te supone un coste adicional.

Si quieres saber más puedes leer aquí.

2 comentarios en “Los niños y las pantallas. O cómo caí en un “yo no haré eso”.

  1. Pingback: Lo mejor de la semana Nº 5 - 10/12/2017 - Las Aventuras de Taisa

  2. Pingback: Canales y Vídeos de Youtube para niños y Bebés - Nuestros favoritos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *