La Manicura Shellac: Una maravilla al principio pero después…

[Anuncio] Banner rotativo de TradeTracker España


Mi Experiencia con la manicura ShellacEste verano pasado probé por primera vez irme a hacer la manicura. Un plan estupendo, mi primera salida sola de ocio sin mi hija. Una tarde de chicas con una amiga, y decidimos hacernos la manicura Shellac. Y la verdad es que al principio quedé muy contenta. El problema vino después.

¿Qué es la manicura Shellac?

La manicura Shellac consiste en un tipo de esmalte especial, que es muy resistente. Podéis leer un poco más aquí.

En su momento ya compartí algunas imágenes y comentarios en Instagram, así que los usaré para mostraros el resultado.

 

¿Dónde puedo encontrar el esmalte Shellac?

Lo ideal es irte a un salón de uñas y que te lo hagan, ya puestos.

Pero si eres de las que te gusta el DIY, también puedes obviamente comprar los esmaltes. El punto está en que haría falta también la base y la lamparita de secado, ya que la combinación de todo ello es lo que hace tan duradero el esmalte.

 

¿De verdad es tan resistente?

Pues el aguante es realmente sorprendente. Aquí debajo podéis ver una foto de una semana después, y estaban tal cual como el primer día.

Habiendo fregado platos, limpiado el baño, y jugado con piezas de Lego. Incluso tuve que cambiar unas llaves de llavero, cosa que suele ser el fin de cualquier manicura.

Y ahí seguía el esmalte, intacto. Y las uñas estupendas. Además me las hice justo antes de las vacaciones de verano… Y aguantaron un montón.

El otro día me fui de tarde de chicas con una amiga. Y pues oye, nos fuimos a que nos hicieran la manicura. Yo es la primera vez que me la hacía así. Hace poco vi a alguien comentarlo, que es esta cosa nueva del #shellac, era una pasada y que realmente duraba un montón. La verdad es que lo que me echaba atrás de hacerme la manicura en un centro es precisamente eso. Porque normalmente la rara vez que me da por pintarme las uñas en casa, no me duran bien ni 5 minutos. Y claro, pagar para eso no me convencía. Y no tenía muy claro que pudiera ser tan resistente. Pero oye, menudo invento este… Ya hace casi una semana y están aún como el primer día O_O Fregando platos, el baño, e incluso he tenido que abrir una anilla de llavero (normalmente un destroza uñas) y ahí siguen como si nada. De hecho tengo bastante tendencia a que se me rompan las uñas, y esto parece que también las mantiene bastante bien. Si me toca la lotería, seguro que lo llevaría de continuo xDD #diadechicas #uñas #manicura #manos #tiempoparamamá

A post shared by Taisa (@lasaventurasdetaisa) on

 

¿Cuánto tiempo dura el Shellac?

Pues durar durar, dura muchísimo. Queda bien por lo menos dos semanas.

El esmalte Shellac en sí, se mantiene en buen estado, y las uñas están mucho más resistentes de lo habitual mientras están protegidas por el esmalte.

El problema es que las uñas van creciendo, y a partir de las 2 semanas ya hay una parte bastante grande de uña sin esmalte.

 

¿Cómo se quita el esmalte Shellac?

No se te ocurra intentar quitarlo por tu cuenta de cualquier forma. Ya me lo avisó mi hermana. Es complicado, ya que está muy adherido, y el quitaesmalte normal no funciona como con el resto de esmaltes. Aunque en algunas webs te explican cómo hacerlo, por ejemplo en el enlace que os dejaba antes.

Llegado cierto punto, sí que empieza a desprenderse, pero ya cuando queda apenas un tercio de uña, y no en todas las uñas.

Lo mejor es ir de nuevo a un centro de uñas, y que te lo quiten, o te lo vuelves a hacer.

Sino, es cuestión de esperar a que crezca la uña del todo. A mi, por la situación, me resultó más fácil hacer esto.

 

¿Qué hago mientras crecen las uñas?

Yo lo que hice fue aplicar un esmalte por encima para que quedase mejor. Aprovechando la resistencia del acabado del Shellac, cubría sólo una parte de la uña, dejando la parte del final sin cubrir. Así aguantaba un poco más, y dejaba un efecto muy bonito estilo “manicura francesa”.

 

¿Y qué pasa después?

Como ya comentaba, las primeras semanas, las uñas estaban muy resistentes. Pues mi problema fue que, una vez se fue quitando, las uñas se quedaron muy debilitadas. Se resquebrajaban y rompían con mucha más frecuencia que antes. Yo solía llevar las uñas algo largas siempre aunque sin pintar. A veces se me rompían. Pero he tenido que estar bastante tiempo manteniéndolas cortas, porque se partían o quebraban mucho más a menudo.

Dicen que esto ocurre porque liman las uñas, para que se fije mejor. Es cierto es que algo limaron, pero apenas un poco. Aunque no sé si realmente pueda haber afectado tanto, pero pudiera ser.

 

¿Volvería a usarla?

Pues, es posible que sí. Que si tuviese un evento o un viaje en el que quisiera llevar las uñas estupendas por varias semanas, igual sí me lo haría. Pero como algo muy esporádico. Bueno, como eventos no suelo tener muchos… Igual de aquí a que se casen mis hijos. O igual ya habrán inventado otra cosa para entonces 😂.

Otra opción sería comprarme los esmaltes y una lamparita… Y probar a hacerlo en casa. Eso me tienta bastante. Pero primero tengo que ver si soy capaz de sacar tiempo para pintarmelas normal de cuando en cuando por un tiempo, antes de invertir en ello. Que no es caro, pero comprarlo para no usarlo, sería una pena.

 

Alternativas

Justo hace unos días me comentaron otro sistema bastante nuevo: Unas láminas “para pegar” sobre la uña. Pues este sistema se llama Miss Sophie y según comentan, también son muy resistentes, y más fáciles de aplicar.

 

Ideales para navidades, fiestas y eventos

Así que bueno, si os apetece, estas son buenas opciones para tener las uñas bonitas durante todas las fiestas.

 

¿Habéis probado este tipo de manicuras permanentes alguna vez? ¿Os ha pasado lo mismo que a mi?

Sobre el autor

Foto Taisa Autor
Taisa

Madre de dos hijos, bloguera, informática, diseñadora freelance y expatriada en Alemania.
Soy de esas personas que siempre tienen que estar ocupadas.
Aquí en mi Blog Las Aventuras de Taisa, encontrarás información sobre todo lo que me interesa y espero pueda interesarte también: Maternidad, Manualidades y Vida en Alemania.

Sobre los Enlaces de Afiliado

En este Blog encontrarás banners publicitarios y enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon, Tutete o Escuela Bitácoras.

La compra a través de estos enlaces ayuda al mantenimiento del Blog, y no te supone un coste adicional.

Si quieres saber más puedes leer aquí.

2 comentarios en “La Manicura Shellac: Una maravilla al principio pero después…

  1. Hola Taisa, en primer lugar, gracias por contar tu experiencia.
    Quería comentar que el salón donde te hicieron la manicura Shellac, debería haberte informado de que a las dos semanas tenías que retirar el esmalte en su centro. Lo que te ha pasado es bastante normal, ya que has mantenido un esmalte permanente demasiado tiempo en la uña. En ningún caso, con Shellac, se debe limar la uña por encima, para eso existe un deshidratador temporal de la propia firma, con este paso es suficiente para que el esmalte se adhiera perfectamente. También hay que ver, en el caso del profesional que hace este trabajo, con qué uña se encuentra, si es grasa, porosa, tiene estrías… esto determinará, cuando se retire el esmalte, si es viable hacer otro esmaltado permanente o no.
    No me enrollo más, pero defiendo este producto porque en mi salón trabajamos con él, habiendo probado infinidad de esmaltes.
    No quedamos con Shellac porque: Está catalogado como Vegano, no testado en animales y 7Free, libre de estos 7 ingredientes, tolueno, formaldehído, DBP, resina de formaldehído, alcanfor, xileno y metiletilcetona.

    • Super interesante la información que comentas, muchas gracias por comentar. La verdad es que me gustó mucho el shellac, pero aún ahora, más de 6 meses después tengo las uñas mucho más frágiles. Si que se que posiblemente fue por el limado, como decía. Está bien saber que se puede usar un producto en vez de limar y no volveré a dejar que me lo hagan. Tampoco nadie me comentó que hubiese que quitarlo pasado cierto punto, como bien dices, poco me informaron. De hecho, yo me iba de vacaciones y me iba a ser difícil volver y tampoco encontré otro sitio como para que me lo quitasen. Igualmente ahora voy a probar las láminas a ver qué tal, ya contaré, porque me hablaron bien de ellas y tengo localizada una estilista que es genial que también hace manicura y shellac. La verdad es que me encantaría llevar las uñas arregladas más a menudo, veremos si encuentro un método que me convenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *