Pues parece que no es una racha corta la fase musical. Nuestro peque sigue muy emocionado con la música, así que nuestra colección de instrumentos musicales de juguete (y no tan de juguete) va creciendo.

Y como nunca se sabe… pues lo fomentamos todo lo posible. Quien sabe si no será músico el día de mañana…

 

Fase musical y Nuevos instrumentos musicales de juguete

Así que entre cosas que ya teníamos y algunas nuevas, tenemos una buena colección de instrumentos.

Fase Musical: Nuestra colección de instrumentos de juguete para niños

– Un xilófono de las navidades pasada.

– Mis castañuelas de cuando era pequeña.

– Un par de sonajeros que son unas “maracas”.

– La guitarra de cartón que le hice a principio del verano.

– Un tambor que le han traído la tía y primas de Disney.

– Una trompeta que cayó yendo un día de paseo con la abuela.

 

 

El nuevo instrumento estrella

Y la pieza estrella, nuestra última adquisición en instrumentos, ha sido una “guitarra de verdad” pequeñita. Porque aunque él iba con su guitarra de cartón tan feliz, un día vio a otro niño con una, Claro, una guitarra más parecida a las de verdad, al principio sólo le llamo la atención. Y luego él quería también “esa” y la suya ya no… Así que como me dijo mi cuñada, si a él le gusta tanto ¿Por qué no?

En verdad es un ukelele, pero está muy chulo. Y se puede tocar de verdad, suena “bien”. Había de muchos colores para elegir, pero está claro, eligió el color azul.

No fue tan barato como algunas guitarras de juguete que había visto por internet. Pero es que quise aprovechar la oportunidad para ir a una tienda de música que vemos a menudo. Ya se había quedado el peque flipado con el escaparate alguna vez antes de vacaciones. Y diciendo “Quiero una guitarraaaa, quiero una guitarraaa”. Pues al final fuimos, me hacía mucha ilusión que pudiéramos ver todas las cosas que tenían… ¡Y fue demasiado éxito! ¡Lo quería todo! Las trompetas, la batería, los teclados, las guitarras eléctricas, los tambores…

Le dijimos que si cuando sea mayor él sigue queriendo, le compraríamos instrumentos de verdad. Y decía “yo me hago grande para tocar la trompeta, la batería, el teclado…”. La verdad es que con tanto entusiasmo que tiene… ¡yo ya me veo buscando una casa más grande e insonorizando una habitación!

 

¿Una batería?

Este verano también hemos estado viendo grupos de música. Aquí en la ciudad es muy habitual que haya grupos tocando en la calle. – No sé si será algo común o si es por se Bremen :P. – Aunque teníamos el problema de que se quería subir a los escenarios a mirar o a tocar los instrumentos. Nos daba mucha pena a todos no poder dejarle, pero claro, no es plan.

Hasta el pasado 6 de Septiembre, que en el día del niño (Kindertag) de Bremen – el día del barrizal – dejaron a subir a los niños al escenario. Y yo que vi la oportunidad para allá que le mandé. Más emocionado no podía estar. La mayoría de los niños se ponían delante, al frente del escenario, mirando a los padres. Algunos bailaban, o cantaban… Mi niño sin embargo se metió hasta la cocina, y se paseaba observando cómo tocaban los distintos instrumentos… ¡En especial la bateria! No tocó nada, eso sí. Se comportó de maravilla. Aunque seguro que le estaba preguntando al músico si podía, pero claro, al no entenderse 🙂

Ahí está al fondo paseando por el escenario, como Pedro por su casa

 

¿Y a vuestros peques, les apasiona la música?

¡Un saludo a todos! ¡Nos vamos con la música a otra parte un rato!

[Anuncio] Banner rotativo de TradeTracker España