Tercera semana, viajando por la República Checa

El viaje de Jenni, André y Unai hacia España continúa. En esta semana, se encuentran viajando por la República Checa.

Recorrido de la Tercera Semana

Acabaron la semana pasada en Litoměřice, y durante esta semana han estado recorriendo la República Checa hacia Austria. Han acabado esta tercera semana de viaje en Česki Budejovićė, realizando unos 200km.

Ahora os dejo ahora con las traducciones de los textos de André.

 

Día 20 de Junio: Chimeneas junto al Amazonas

Schlote am Amazonas

“Es el Elba en Alemania tan arrebatador, como aquí se parece al Amazonas, en sus orillas cigüeñas, águilas y castores han encontrado su territorio. Podría parecer a imágenes del delta del Okavango, tan húmedos son los días, tan idílicas las tardes, tanto alcanza a brillar la naturaleza – Si no fuera por las humeantes chimeneas del Elba.   Y esto nos lleva a los contrastes.

Hace un cuarto de sigo, se quebró el socialismo, y no en todas partes ha ido tan bien como en Alemania del este. Su legado se puede sentir en cada paso: En los pueblos y ciudades, en los rostros de la gente, o en los platos de los restaurantes. Los baches son más grandes y los alojamientos más modestos. Las ruinas se alternan con palacios renacentistas.

La República Checa – patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y a su vez antiguo país del Este.”

 

Día 21 de Junio: Litoměřice

Litoměřice

“En la confluencia del Elba y el Eger, en una de las regiones más cálidas y fértiles del país, se encuentra la ciudad real de Litoměřice. No tiene más de una docena de calles y plazas, pero estos son algunos de los más antiguos y más bellos de la República Checa. En ninguna parte es el barroco de Bohemia del Norte
más pronunciado.

Un buen lugar para un día de descanso – y un viaje a través de 800 años de historia de la arquitectura.”

 

Día 22 de Junio: La cerveza en Bohemia

Die böhmische Braukunst

“Una crónica sobre la República Checa no estaría completa sin la mención de la elaboración de la cerveza Checa. Y me gustaría poder decir que, viajamos bastante por el país, antes de que finalmente, por ejemplo en České Budějovice, mucho más conocido por su nombre alemán “Budweis”, hemos descubierto la cerveza checa.

Pero lo cierto es que el primer contacto ocurrió inmediatamente al pasar la frontera: campos de lúpulo hasta donde la vista alcanza.

Lo que nosotros tenemos de trigo, aquí hay de lúpulo. Y lógicamente, nuestro alimento básico es el pan – y en Bohemia, es la cerveza. Los checos la aman y beben desde el principio de los tiempos. Podría fluir en todos los ríos y todavía no sería suficiente. 154 litros por habitante al año consumen los checos en promedio – incluyendo para haer la media los niños y los abstemios.”

 

Día 23 de Junio: La Cerveza es la Salvación

Bier ist die Rettung

“Ayer hablé de la cerveza checa. Dicen que es una de los mejores del mundo. También se dice: Quién no la ha probado, no ha estado en Bohemia. Y por suerte se puede decir que la de ahora es una de las mayores olas de calor de la historia de Bohemia. Nos ayuda a profundizar en los hábitos y costumbres del país.”

 

Día 24 de Junio: Hasta caer

Bis zum Umfallen

“Estamos progresando lentamente. Esto se debe a tres cosas. Lo primero, que Jenni todavía da pecho, y no ha tomado prácticamente nada de alcohol desde hace dos años. Segundo: En la República Checa no beben con la comida, más bien comen con la bebida. Y lo tercero: En los bares tradicionales te siguen sirviendo cerveza hasta que pagas o hasta que te caes. Y tenemos muy poco dinero.”

 

Día 25 de Junio: El carril bici de Moldavia

Der Moldauradweg

“Hacemos autostop. Jenni está hasta el gorro. El calor, la cerveza, las interminables subidas y bajadas.

Quizá hemos sido un poco ingenuos. Pero sólo conocíamos el carril bici del Elba. Sumamente agradable y fácil de transitar, siempre recto, siempre elegante a lo largo del río. ¿Por qué el carril bici de Moldava iba a ser diferente? ¿A quien se le ocurrió llamarlo así?

Moldavia tiene hacia el sur de Praga un estrecho lecho excavado y caminos, que no acompañan mucho. Va también alegremente arriba y abajo, a través de las montañas y de los pueblos. Las pendienes no son grandes, pero en conjunto son agotadoras.

Y también hay secciones sin pavimentar que se deben superar empujando la bicicleta. ¡Una buena condición física es esencial!

Como ya he dicho: Jenni está hasta el gorro.”

 

Jenni nos cuenta sobre el viaje

Sobre el tramo de la tercera semana

Taisa: ¿Hasta donde habéis llegado esta semana? ¿Estáis aún en republica Checa?
J: Hoy dormimos en Česki Budejovićė. O sea la cuna de la Budweiser. Todo en este país está relacionado con la cerveza. ¡Bendito brebaje!

Algunas dudas sobre el viaje

T: ¿Os está resultando divertido?
J: Divertido no es la palabra, más bien nos está resultando “factible”. No olvides que yo la bici la he usado por ir a trabajar y en trayectos de ciudad. Nunca se me había pasado por la cabeza viajar en bici. Menos después de tener a nuestro hijo.

 

T: ¿Cómo laváis la ropa?
J: Lavamos en los baños de alguna cafetería, estamos haciendo la parada de media mañana siempre que cuadra en algún café o chiringuito. Ahí aprovechamos para lavarnos a nosotros y a Unai. De paso lavamos la ropa interior y el par de calcetines. Es lo que peor he llevado con la vuelta de la regla. Ha sido para mí todo un tema.

T: ¡Uf! Me estás recordando a cuando iba de campamento… xD

 

T: ¿Y cómo hacéis cuando llueve?
J: Tenemos la suerte de contar con chubasqueros y pantalones de “Paramo”. Nos mandaron todo lo que necesitábamos. Además de ser una empresa que ha recibido infinidad de premios por su labor humanitaria.

 

Un poco más sobre Unai

T: ¿Cuánto tiempo suele aguantar Unai sentado en la bici?
J: Creo que 1h30 hace tranquilamente, además de sus 2h30 de siesta. Estando delante y no chupando rueda se la goza. Además en el cesto tiene un acolchado y también va cambiando de postura.

 

T: ¿Podéis enseñarnos y explicar un poco más como es el asiento de Unai en la Douze?
J: Es un cesto “normal” con un asiento y respaldo acolchado. Tiene opción a cinturón de seguridad a la cintura o de tirantes. Se nos ha hecho oscuro pero con gusto os enviaremos unas fotikos.

 

Lugares a destacar

T: ¿Qué lugar os ha gustado más a cada uno en esta semana?
J: A Unai por seguro la zona de Pirna, antes de cruzar nos cogió mal tiempo y caminamos a ratos encontrando de camino un montón de fresas y de bayas por todos lados.
A André le ha encantado una lindísima gasolinera a la que hemos llegado tras un “Clash” familiar. Después de cagarme en todo por una cuesta inmensa.
Y para mi es desde luego Cesči Budejovićė adónde llegamos hoy mismo (26/06). Madre mía que lindo, un casco antiguo precioso. Creo que tendremos que hacer 2 noches aquí, me siento agotada física y mentalmente.

T: Sí, creo que nos ha quedado claro con la última entrada de André 🙂 Espero que te siente bien el descanso y repongas energías.

 

Anécdotas

T: ¿Qué anécdota nos podéis contar sobre esta semana en la República Checa?
J: La geografía de este maravilloso país me tiene loca. André suda adrenalina y endorfinas por un tubo. Yo estoy sufriendo muchísimo cada cuesta. Me pregunto si llegaremos a Pamplona. Me siento muy al límite.

Ahora, puedo decir que con el calor terrible que nos está haciendo y lo que sudamos, las cervezas entran y salen sobre la marcha. Ni un pedo nos hemos cogido jajaja.

 

Hasta aquí el resumen

Una tercera semana también interesante, y llena de cerveza.

Esperemos que el ánimo vuelva, las temperaturas les den un poco de tregua, y puedan continuar su viaje.

Aquí seguiremos al tanto de su avance.

En mi página y entradas encontrarás enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon o Escuela Bitácoras. Si quieres saber más pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *