Embarazo en Alemania Parte 5: Parto en Hospital en Alemania

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

La entrada de hoy será sobre el Parto en Hospital en Alemania. Os contaré sobre los hospitales que he visto y la información que he ido recogiendo.

En principio hablo sobre los hospitales de Bremen, pero por lo que he hablado con mamás de otras ciudades, la dinámica suele ser similar. Aunque siempre hay excepciones e historias no tan buenas.

Parto en Hospital en Alemania

Como ya introduje en la entrada sobre los tipos de Parto en Alemania, lo partos en Hospital en Alemania suelen ser también bastante respetuosos. Puede que por ello, aún estando incluidos otros tipos de parto en el seguro médico, la mayor parte de mujeres prefiere ir al Hospital.

En el Hospital:

  • Las matronas llevan el parto si no hay ningún problema.
  • Te tocará una de las matronas que esté de turno. Aunque creo que en algunos lugares también hay opción de buscar una matrona concreta que tenga convenio con un hospital, para que sea ella quien te acompañe.
  • Te dejan bastante libertad también.

Ramo de Flores

¿A quien no le gustan las flores cuando va al hospital?

Yo pedí para mi primer parto. Me hacía ilusión. Para el segundo quería irme a casa cuanto antes. ^.^'

 

Visita al Hospital

Yo visité varios hospitales de Bremen, en previsión de un plan B.

El St. Joseph Stift ya lo había visto un poco, ya que en el primer trimestre tuve que estar ingresada un par de días por hiperémesis gravídica (es decir, vomitar mucho mucho X'D). Es el más cercano al estar en el centro de la ciudad, pero no me convencía ya que las instalaciones (al menos en planta) eran algo más antiguas, el trato fue agradable, pero no tiene UCI de Neonatos, con lo cual si pasase algo, al bebe lo llevarían a otro hospital, al  Bremen Mitte y sobre todo porque todo el mundo me había recomendado ir a otro. Esta sería mi opción de emergencia urgente, porque además, está muy cerca de la casa de partos que os hablaba aquí.

En la semana 36 fui al Bremen Nord, que fue el que me había recomendado todo el mundo (mi ginecóloga, las matronas, mi médico de cabecera, e incluso una vecina). En especial por mi situación, ya que mi primer parto parto fue por cesárea, y ahora quería de nuevo intentar tener un parto natural. Este sería mi segunda opción, en caso de tener que ir a hospital, pero que no fuese urgente.

Por circunstancias luego visité también el Links der Weser, pero no me dió tan buena sensación. Entre otras cosas, porque la ginecóloga que me tocó no estaba muy convencida sobre el intentar el parto natural después de cesárea. De hecho, se sorprendió de que en la Casa de Partos me dejasen en principio ir en mi caso. Luego me he enterado de que es el hospital al que suelen derivar los casos problemáticos, y que igual por ello tienden a ser un poco más intervencionistas. Pero también conozco casos de mujeres que han tenido estupendos partos naturales allí con cero intervenciones.

Mi primera visita al hospital Bremen Nord

Las maternidades de los hospitales normalmente tienen un día de visita abierta (Sprechstunden) en que te cuentan cómo funciona el hospital, te enseñan las instalaciones, resuelven dudas, etc. Para ese día no hace falta llamar previamente, simplemente, te presentas allí. Suele ir bastante gente, una de las veces vi lo menos 6 parejas o más.

Otra opción es lo que yo hice, llamar al teléfono que aparece en su web para pedir cita e ir con un volante (Überweisung) de la ginecóloga. Con esto ya puedes realizar el registro para el parto (anmeldung). De esta forma te atienden personalmente, también te enseñan las instalaciones y resuelven dudas, y además te realizan una revisión, que en mi caso al menos también incluyó una eco doppler. También se puede hablar con el anestesista si lo pides.

Eso sí, hay que ir con tiempo de sobra, porque como tienen que estar atendiendo revisiones a las embarazadas que están a punto o que van de urgencia, toca esperar bastante.

Os cuento mi impresión de esa primera visita.

El Personal

Excepto la secretaria de admisión que fue un poco más seca (también porque fui sola, me lié en el camino y tardé más de lo previsto. Luego me costó aparcar y llegué media hora tarde respecto a la hora que tenía la cita :$). Pero bueno, con ella no tendría que tratar para el parto n.n'

El resto muy amables todas. La ginecóloga que me atendió muy atenta. Tomó nota de todo, me explicó los protocolos y respondió a todas mis dudas. Cuando me preguntó por qué tipo de parto quería tener, y le dije que mi idea era todo natural, me dijo que obviamente había un riesgo (incluso anotó que me había informado de esto), pero que era la mejor opción para mí y para el bebé. Me animaba a ello, que esta vez podía ser diferente y que por supuesto que se intentaría. Me sentó muy bien aquel apoyo en ese momento. Da gusto cuando los profesionales te animan en vez de meterte miedo o ponerte trabas.

También hablé con un par de matronas, que me enseñaron las instalaciones y resolvieron dudas, fueron encantadoras.

Las instalaciones

Podéis echar un vistazo en la visita virtual.

La sensación general de toda el área de maternidad es bastante agradable. Y es que los detalles y el entorno también cuentan, y allí están bastante cuidados.

Sala de Espera

Hay una sala de espera bastante cómoda fuera. En ella hay sillones, bancos acolchados, y una mesa con agua. (Es muy normal aqui en Alemania. Además suele haber de todos los tipos.

Entrada y entorno

La puerta de entrada a la zona de maternidad (Salas de Partos / Kreißsaal) es amplia y bastante bonita. No es tan “típica puerta de hospital”, y tiene un cartel de “Willkommen” (Bienvenidos). Luego dentro hay otra salita como de estar / espera ya dentro de la zona de paritorios muy agradable. Tiene sillones y un banco de piedra como de baldosas calentito que me resultó muy curioso :-o . Parece ser que se puede deambular por allí si se quiere durante el parto, no tienes porqué quedarte cerrada en la sala.

Me dijeron que tienen un par de salas (que no vi en la primera visita) que si que me ha dicho que eran más pequeñitas, para estar cuando llegas hasta que se ve que ya “estás de parto”, o para las inducciones hasta que arrancan. Luego ya vi que son principalmente salas para monitores, que si eran algo más pequeñas, pero tienen también luz regulable y eran relativamente cómodas. Normalmente te ponen una media hora allí en monitores para ver cómo va la cosa, hasta que se ve que ya estás de parto.

El quirófano está en la misma zona, con lo cual, si hubiese alguna complicación, no tardan nada en llevarte.

Las Salas de Partos

Las salas de partos en sí, son mucho más parecidas a la Casa de partos que a una sala de hospital habitual. Tienen una cama grande/doble, y un montón de “extras”. Por ejemplo, espalderas, ganchos con cuerdas desde el techo para colgarse, esterillas, pelota, silla de partos… El espacio muy amplio (como 6x6m o así lo menos). Todas tienen un baño anexo propio, con wc, lavabo, ducha y 3 de las 4 salas tienen también bañera.

La bañera se puede usar tanto para dilatación como también para el parto si se quiere. No me parecieron bañeras especialmente grandes, como en otros sitios que parecen casi Jacuzzis. Esta era sólo un poco más grande que una bañera de casa me ha parecido, en plan bañera de hotel “guay” pero sin pasarse. Pero vamos, que supongo que será más que suficiente.

Dentro de la sala tienen un lateral todo de mesa donde tienen una zona acolchada para ver al bebé, lampara de calor, báscula, etc. A mi me pareció bastante chulo. Pero a pesar de ser bastante distinto a los hospitales que yo tenía vistos, en aquella primera visita a mi aún me tenía ese “feeling” de hospital que la casa de partos sin embargo no me transmitía. Yo salí pensando que ojalá no tuviese que volver.

Protocolos

Según me comentaron en aquella primera visita, y luego estuve también revisando en un librito como de “publicidad” que me dieron, no pintaba nada mal en este aspecto. La mayoría de las cosas ya me habían comentado, y parece que son algo generalizado.

Aunque si hubieron algunos puntos que me chocaron.

Protocolos en Parto natural

  • Te dejan libertad de movimiento y de acción. En principio, tu decides.
  • Monitorización:
    • No hacen monitorización continuada salvo que se vea algún problema.
    • En caso de necesitar la monitorización intermitente, los monitores son inhalambricos.
    • A veces usan sólo el doppler.
    • Los monitores pueden usarse dentro de la bañera.
  • Bañera: Se puede usar la bañera sin problema, tanto en caso de haber tenido cesárea anteriormente, o incluso en inducción.
  • Piel con piel: En caso de parto natural, se hace piel con piel inmediata.
  • Acompañantes: Puedes tener más de un acompañante.
  • Hermanitos: Pregunté por si acaso según se diera la situación, si era posible que entrase mi hijo mayor. En principio no me dijeron que no pudiesen entrar, me plantearon que igual “yo no quería que me viese así”. Que podía esperar en la sala de espera de fuera, y entrar al rato de nacer el bebé.
  • También hay opción de parto ambulatorio. Si todo va bien, en unas 4 horas puedes irte a casa. Eso me convencía a mi. Yo no tenía muchas ganas de quedarme en el hospital. Quería irme a casa a estar con mi familia lo antes posible.

 

Protocolos en caso de Cesárea

  • En principio en su información publicitan que realizan cesárea respetuosa (Sanftes Kaiserschnitt).
  • Se puede tener acompañante, excepto en caso de una situación de emergencia grave.
  • En este caso, si que no hacen piel con piel. Según me dijeron, porque en Quirófano hace mucho frío. Así que cogen un momentito al bebé para ver que esté bien lo limpian y lo tapan. Luego enseguida ya te lo dan. Este punto no me convenció mucho. Pero menos da una piedra, está claro. Y esperaba no tener que ir a cesárea.

Comparando con España

Mi sensación fue que no hay color ni de lejos. Por ejemplo con las maternidades que yo había visto en España en Madrid o Valencia. Algunas igual se acercarían. Por ejemplo la casa de partos de Manises, o la sala de la bañera de Vila-Real. (La mejor foto de Vila-Real la he encontrado en este post donde una madre habla de su experiencia allí).
Pero el primer problema en estos hospitales es eso, que es sólo una sala. Todo el resto que he visto de esos hospitales es “hospital clásico”. Y lo más importante, es que en estos hospitales es algo opcional y excepcional. No lo normal. De hecho, en ellos sólo puedes tomar esa “opción” si tienes un riesgo cero completo. Con cualquier problema aunque sea leve (inducción, cesárea anterior, sangrados leves, diabetes…), ya no te dejan optar a ello.

Sobre mi experiencia en el parto

Al final, el hospital fue la opción que tuve que tomar. Como ya he ido comentando en entradas anteriores, mi idea era haber dado a luz en una Casa de Partos.

Os contaré cómo me fue en una próxima entrada.

Djoser Junior

En mi página y entradas encontrarás enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon o Escuela Bitácoras. Si quieres saber más pincha aquí.

2 comentarios en “Embarazo en Alemania Parte 5: Parto en Hospital en Alemania

  1. Pingback: Embarazo en Alemania: Pasos a seguir + Índice - Las Aventuras de Taisa

  2. Pingback: Bolsa para el parto - Embarazo en Alemania - Las Aventuras de Taisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *