Dos meses y medio de viaje camino a Pamplona

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Avanzando a su ritmo, Jenni y André, con su hijo Unai, se acercan poco a poco a Pamplona, donde terminará este viaje.

Tramo del viaje

Jenni y su familia se quedaron hace dos semanas en Cima, alojados por una amable familia italiana. Hoy se encuentran en las minas de Ocre de Roussillon, tratando de localizar a un ermitaño. Todo continúa igual de sorprendente en su viaje.

Y a pesar de los contratiempos intestinales que han sufrido, han recorrido unos 500 km en estas dos semanas.

 

8 de Agosto: División de opiniones

Wo die Geister sich scheiden

“Ya en la antigüedad se alababan los lagos del norte de Italia. A día de hoy hay dos puntos de vista. Para algunos, son simplemente el paraíso, para otros son puro turismo.

Antiguamente empezaron los cardenales, y la realeza, seguidos por los industriales, políticos, escritores y artistas. Hoy en día, los ricos, los grandes deportistas y las estrellas de Hollywood residen en las opulentas mansiones y palacios.

Una excepción es el lago Orta, escondido detrás de cadenas de alta montaña al oeste del lago Maggiore. La ciudad principal, San Giulio, es una pequeña joya, y cuando uno pasea por sus calles sinuosas, experimenta una parte de la auténtica Italia.”

 

Día 9 de Agosto: Desnudos en la tienda de bricolaje

(entrada original)

“Hoy de nuevo un punto a destacar: ¡Nos quedamos en una tienda de jardinería!

Primero descubrimos los sabrosos tomates, luego las manzanas, frambuesas y finalmente una manguera de agua. ¿Qué puedo decir?, ¡Una de las mejores duchas del viaje! Nos quitamos toda la ropa, y saltamos por la ferretería.

Solamente al final nos dimos cuenta de las muchas cámaras de vigilancia.”

 

10 de Agosto: En la vía Francígena

Auf der Via Francigena

“¡Unai ha decidido ir andando a partir de ahora!

¿Es una coincidencia que hayamos parado en Santhià? Desde hace más de mil años, la gente ha peregrinado por la Vía Francígena de Canterbury hacia Roma, y ahora se nos pide que concedamos a la ciudad el honor de pasar la noche en su hostal de peregrinación.

Unai, se dice, es el peregrino más joven que Santhià ha visto nunca: venti mesi (20 meses).”

 

13 de Agosto: Molestias intestinales

Darmbeschwerden

“Nos cogió: En Santhià, Unai tuvo fiebre alta, así que nos quedamos un día más.

Cuando todo parecía haber terminado, Jenni vomitó en el camino a Turín, donde – , con la calma inmutable de viajero del mundo y aventurero – me ocupé de todo por dos días. Pero ahora también me encuentro sobre el barreño.

Y así estamos ahora, los tres, vomitando, en la cama doble de un hotel barato de Turín.”

 

15 de Agosto: Vuelta a la vida

Wieder am Leben

“Día 71: ¡Hemos vuelto a la vida y a rodar! ¡Y cómo! Del Valle de Susa a través del paso de montaña Col de Montgenèvre (1.854 m) a la región de la Provenza francesa, los alpes  y la costa azul.

¡Pegados a los frenos!”

 

16 de Agosto: Bola de goma

“Día 72: Niño en bola de goma…. Franceses. Tsk. ”

 

17 de Agosto: Vía Domitia (Francia)

Via Domitia

“Día 73: En la Vía Domitia. La primera calzada romana, que se construyó en la Galia, nos dirigimos hacia el sur.

La Vía Domitia únia en la antiguedad Italia con España por tierra: Cruza los Alpes en el paso Col de Montgenèvre (1.854 m), sigue por el salvaje valle del río Durance, cruza el Ródano por Beaucaire y lleva finalmene por la costa del mar Mediterráneo hasta los Pirineos.”

 

18 de Agosto: Futbolín

“Día 74: Gracias a un cambio sorpresa, ¡Podemos optar por una partida de futbolín justo antes de Sisteron! Olé olé olé olé…”

 

19 de Agosto: Ciudadela de Sisteron

“Día 75: Visitamos la ciudadela de Sisteron. Grandiosa, Se encuentra en los afilados acantilados sobre el valle del Durance, desde hace 2.000 años, la puerta a la provenza.”

 

Mini-Entrevista a Jenni sobre el viaje

Sobre estas últimas semanas

Taisa: ¡Hola Jenni! Han sido un par de semanas complicadas, ya que habéis estado malos. Por suerte os habéis recuperado del todo y rápido. ¿Qué os pasó?

Jenni: No lo sabemos a ciencia cierta pero en principio creemos que bebimos agua “contaminada” en una fuente de Italia. Los virus están por todos lados, sin embargo pedaleamos mucho y no solemos estar con mucha gente estos días. Sea lo que fuere, nos dejó tiradísimos y lo que tenía que ser una noche de familia con edredones, se convirtió en una sesión de turnos para el baño ¡¡Jajajajajaja!! Menos mal que Unai todavía usa pañales.

 

T: ¿Habéis podido recuperar el ritmo? ¿Dónde estáis esta semana? 

J:  Estamos en las minas de Ocre del Roussillon. En el sur de Francia. Por desgracia y para los que metan el hocico en nuestro Blog, verán que vamos muy atrasado, casi una semana.

Nos han hablado de un ermitaño que vive en unas minas cerradas al público y estamos intentado localizarle. Esto se pone interesante.

Yo he nacido y me he criado en París pero apenas conozco Francia, de cría lo típico, viajas con tus padres y poco más. Así que me estoy dando el lujo de descubrir los secretos del “Hexágono”, como le llaman.

 

T: Ya habéis superado la mitad de vuestro trayecto ¿Cómo lo ves? 

J: Así es. Lo veo con orgullo pero ya empiezo a sentir una pre-nostalgia. ¿Es posible? ¿O me lo tengo que hacer mirar? jajajajaja. En serio, me cuesta darme cuenta de todo lo que ya hemos logrado. Y si pienso en la llegada a Pamplona siento una mezcla entre ganas y un poco de susto de que esto acabe. Volver a la “normalidad” no me apetece mucho. Bueno, ya veremos.

 

Equipaje

T: Después de lo que lleváis de viaje, podríamos comentar un poco por si alguien se plantea algo así…

T: ¿Qué cosas has echado en falta, y llevarías si volvieras a hacer un viaje así?

J: Pues lo que más echas en falta al principio es el acceso a una ducha con agua caliente. Casi siempre hemos tenido agua para lavarnos pero claro, lavarte en una fuente o una manguera con una manopla, no es lo mismo. Qué quieres que te diga. En cuanto a cosas, todo lo contrario, te diría que más bien hemos echado de más. De hecho hemos hecho varios envíos a casa con ropa y calzado y ahora también con un saco de dormir. Llevábamos de sobra (el por si acaso nos pudo) y debo decir que hasta con frío extremo íbamos super preparados. Claro, debes asumir que vas a dormir forrado.

Algo fundamental que recomiendo para viajar con nenes es un traje de lluvia (a nosotros nos regalo una amiga un mono de chubasquero) y unas botas. Es imposible tenerles “quietos” cuando llueve y es importantísimo que se mantengan calenticos y secos así que, aunque pesen las botas ¡Hay que llevarlas!

 

T: No llevabais mucho, aún así ¿Hay alguna cosa que os haya “sobrado”, que pensáis que no os ha hecho falta?

J: Llevábamos un saco de más en caso de frío extremo, sobre todo por que Unai no lo pasara mal, y ha vuelto a casa. También ropa de cambio, pantalones, camisetas… Al final estoy haciendo el viaje con 2 camisetas. Siempre llevo el mismo pantalón corto y lo que cambio es la lycra de bici (la lavo cada día XD). Unai igual, llevaba bodies, camisetas, pantalones cortos y total que siempre me pide lo mismo. Además en el camino, como fue el caso en Italia, una familia que nos acogió le regalo una camiseta limpia, así que tiramos la que llevaba puesta llena de lamparones.

Lugares

T: Por lo que comentáis, el norte de Italia no tiene desperdicio tampoco. ¿Qué lugar os ha gustado más a cada uno?

J: La zona del Piamonte es impresionante, también para las piernas. Verdaderamente es una gozada y si encima vas pensando en la novela de Umberto Eco, pues claro, yo que soy de montarme la película rápido ¡Jajajajaja!

Fíjate que Turín no me ha gustado tanto, creo que verme en pleno agosto en una urbe me ha sentado mal. No ves lo que es la vida real y te enfrentas a las ofertas para “guiris”, es inevitable. Tendré que volver para disfrutar de esa ciudad y quizás ver el Santo Sudario ya de paso ;).

 

Anécdotas

T: ¿Qué anécdota nos puedes contar de estas últimas semanas?

J:  Iba a hacer una comparativa entre el sudario de Turín y nuestras camisetas, pero no quiero ofender a nadie. Mejor os lo imagináis XD.
El cruce a Francia ha sido radical, lo mismo que salir del Süd Tiroll y pasar a Italia, yo no daba crédito, pero si hay diferencias. En la manera de comunicarnos y no me refiero al idioma. Y evidentemente ves las diferencias de trato al “turista”. Francia es extremadamente cara, de momento la que más. Aunque paremos en un bar de fritangas de un camping perdido (por que a veces no encontramos supermercados) nos sacan los ojos por un bocadillo. Pero en fin, procuramos siempre ir con nuestra cocinita de gas y a nuestro aire que es como lo disfrutamos.

 

Hasta aquí la Onceava semana de viaje

Decir que ya les queda muy poco, y a nada que apreten, pronto estarán en Pamplona. En estas dos semanas hicieron a pesar del virus unos 500km, y apenas les quedarán unos 700km para llegar. Veremos si lo toman con relax y alargan un poco, o si en un par de semanas tenemos que empezar a despedir su aventura.

Jenni manda desde aquí un saludo a todos los que estáis siguiendo su aventura.

Y yo os pido también que lo compartáis, que se difunda la historia de su viaje. ¿Nos ayudas? ¡No te olvides de compartir!

Sobre el autor

Foto Taisa Autor
Taisa

Madre de dos hijos, informática, diseñadora y expatriada en Alemania.

15% de descuento en tu primera compra
Recibe un 15% de descuento en tu primera compra en Desigual.

MYFIRSTDSGL

Promoción válida sólo para nuevos usuarios registrados. Este cupón no es canjeable por efectivo. No acumulable.


En mi página y entradas encontrarás enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon o Escuela Bitácoras. Si quieres saber más pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *