Diferencias 4: el sol

Una de las cosas que te dicen mucho cuando emigras de España (y más del medio sur hacia abajo) a países más al norte es que echarás de menos la luz y el sol.

Cierto es que llevamos sólo 2 meses en Alemania, y nos hemos saltado la peor parte del invierno de este año, pero de momento no es tan exagerado como dicen.

Cierto es que allí en España ya se puede ir a la playa a tomar el sol, pero aquí aunque hace frío, todos los días suele salir el sol un rato. Un día incluso se pasó todo el día alternando entre granizo y sol. O sea, que el sol lo ves, y aún nublado hay bastante luz. Y también esta el asunto de que aquí cada vez hay mas horas de sol, y llegan a ser hasta más que en España, estos días sobre las 6 ya ha amanecido, y anochece del todo cerca de las 21h creo. Es lo que tiene estar más al norte, menos horas de luz en invierno y más en verano.

Cierto que el sol no calienta tanto, pero bueno, supongo que más adelante casi hasta lo agradeceremos 🙂 De momento estoy contenta porque no parece tan malo el tiempo, que era algo que me tenía preocupada tan duro como te lo pintan, igual pensar en lo peor ha ayudado a que no lo lleve tan mal.

Supongo que el invierno que viene veremos si realmente se pone todo más nublado y oscuro, pero bueno, si son sólo un par de meses podremos vivir con ello.

Un saludo.

En mi página y entradas encontrarás enlaces de programas de afiliados, por ejemplo de Amazon o Escuela Bitácoras. Si quieres saber más pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *